Abrisud - Cubiertas para piscinas
Ps Pool
BSV

Crystal Lagoons

La creatividad es una de las cualidades más valoradas en tiempos de crisis, y es una de las cosas que entendió Fernando Fischmann, presidente y creador de una de las empresas más innovadoras del mundo, Crystal Lagoons.

  • image
  • image

Fischmann, desarrolló una de las tecnologías más avanzadas en tratamientos de agua dulce y salada, concepto destacable ya que en un futuro podría ser usado para proyectos en pro del bienestar social.

Bioquímico de la Universidad de Chile, estuvo años buscando la manera de conseguir que el agua se mantuviera cristalina por un largo período de tiempo y no se volviera verdosa y sucia como habitualmente ocurre con las piscinas tradicionales. Y lo consiguió, diseñando una tecnología a bajo costo, que no necesitara de grandes niveles de cloración.

Este invento tiene muchas características en particular siendo la más importante, la de proporcionar elevados niveles de purificación de grandes toneladas de agua sin el manejo de filtros tradicionales. No descartándose un uso posterior para consumo humano.

Por esta creación, Fernando Fischmann fue galardonado con el premio Avonni 2007 al Innovador del año, un reconocimiento que realiza el Foro Pro – Innovación, la Confederación de la Producción y el Comercio, y el Ministerio de Economía.

Esta interesante tecnología ha permitido que diversos consorcios inmobiliarios tanto nacionales como internacionales se hayan interesado en Crystal Lagoons como un próspero proyecto de alianzas estratégicas para llevar las playas a ciudades que están limitadas de ellas como podría ser perfectamente el caso de Santiago.

Nueva Tecnología

El revolucionario invento Crystal Lagoons, es una tecnología que permite mantener grandes cuerpos de agua en estado cristalino. Es realmente económica ya que permite bajar los costos de construcción y mantención de la piscina. Así, se puede crear en cualquier rincón del mundo el ambiente de una playa tropical con palmeras y arena blanca.

El gerente comercial de Crystal Lagoons, Eduardo Klein, explicó que antes de la empresa, la única tecnología disponible para obtener vastas cantidades de agua en estado cristalino era el manejo tradicional de piscinas, que utilizan innumerables cantidades de químicos y energía.

Crystal Lagoons

Es importante destacar la diferencia fundamental que existe en el sistema Crystal Lagoons y las piscinas tradicionales. En primer lugar, por la calidad de agua que se obtiene, debido a que una piscina tradicional se ensucia muy rápidamente, mientras que la de Fischmann es absolutamente cristalina, simulando las cualidades de los mares tropicales.

“Utilizamos entre 50 y 100 veces menos químicos, lo que son mucho más amigables con los bañistas, resultando una experiencia muy agradable para ellos”, indicó Eduardo Klein.

En cuanto a la construcción de estas lagunas, Klein señala que no revisten de grandes complejidades “lo que nos permite hacer este tipo de proyectos casi en cualquier lugar del planeta”. Así, no solamente pueden estar en lugares costeros, si no también en terrenos interiores alejados de la costa, e incluso en medio de las ciudades.

“Estamos convencidos que nuestro concepto va a revolucionar la vida de las personas, dando la posibilidad de llevar la playa y recrear un paraíso tropical en cualquier lugar”.

Otro punto preponderante en la construcción de las piscinas es la manera en como se diseña, para esto, la empresa cuenta con un departamento de arquitectura que se especializa en cada proyecto, incorporando un plan maestro en el que se estudia cuál sería el valor y aporte real que brindaría la laguna al proyecto inmobiliario en cuestión.

Si bien, estos proyectos turísticos y de viviendas son diferentes, para Eduardo Klein, la estructura base de las piscinas no cambia, salvo en ciertas situaciones donde se deban hacer modificaciones. Para ello, cuentan con ingenieros especialistas en hidráulica y electrónica, suelos y estructuras que ayudan en generar las soluciones más viables para los proyectos.

Los tiempos de construcción dependen de los recursos que se inviertan, en promedio son seis meses, pero incluso pueden estar listas en 120 días.

Crystal Lagoons, además destaca por el ahorro energético de sus piscinas ya que es una tecnología que produce bajos costos de mantención. “Esto lo logramos a través de sistemas de filtrado y recirculación tan eficientes que utilizamos menos químicos”, señaló Klein.

Dentro de Chile, la empresa tiene diversos proyectos muy similares a San Alfonso del Mar, el hijo pródigo de Fischmann que cuenta con un Record Guinness por ser la piscina más grande del mundo.

Uno de ellos es al sur de Santo Domingo, el megaproyecto Bahía Tricao, que ya se encuentra en etapa de construcción y es parte de una alianza estratégica con Eduardo Fernández, socio de la inmobiliaria FFV que es propietaria del complejo.

En el lugar, se edificarán dos lagunas de 7 y 12,5 hectáreas, campo de golf y alrededor de 5 mil departamentos, lo que será en el futuro, uno de los complejos más grandes de Chile.

Otra que ya se encuentra en operación desde comienzos de año es la Laguna Vista de Algarrobo. “Este proyecto es nuestra segunda laguna cristalina en operación y además es la primera laguna de agua dulce que hemos construido”, expresa el gerente comercial de Crystal Lagoons.

Ha sido tanto el éxito de este complejo turístico, que a la fecha ya se han vendido cerca de 200 departamentos en menos de un año. Ello, a pesar que era un terreno poco considerado y no le adjudicaban valor inmobiliario.

Dentro de la gran gama de proyectos en nuestro país, la empresa propietaria de la piscina más grande del mundo, no se deja estar, ya que está planeando construir lagunas en varias ciudades de la costa.

Mientras que en la capital ya se está evaluando la posibilidad de acercar la playa a las personas con tres proyectos de primera vivienda.

“Imagínense lo que será poder vivir en Santiago, con la playa en la puerta de la casa. Nosotros estamos convencidos que nuestro concepto va a generar una verdadera revolución cambiando totalmente el estilo de vida de las personas”.

En Crystal Lagoons comentan que la empresa ya está realizando proyectos para los diversos segmentos socioeconómicos. Desde casas de veraneo de 20 mil UF hasta una vivienda de 1500 UF.

El concepto Know-howLa tecnología Crystal Lagoons es un concepto que ya está internacionalizándose con la llegada de nuevos proyectos a diversos países del orbe.

Y como muy bien lo explica Eduardo Klein, por ahora se dedican de lleno a lo que son las lagunas y no a la parte inmobiliaria, aún cuando en algunos complejos turísticos sean socios.

Esta tecnología que se destaca por ser completamente chilena, está patentada en 117 países y el proceso de cada proyecto pasa por el sistema de franquicia. Este concepto de know- how, en el que se le entrega a cada cliente, ya sea desarrolladores inmobiliarios y cadenas de resorts y hoteles, una licencia para usar el concepto Crystal Lagoons más un paquete de consultoría completo que incluye la etapa de diseño arquitectónico o Master Plan, la creación de la laguna, proyecto de ingeniería y supervisión de la construcción hasta que la piscina quede operativa.

Soluciones para el mundo

El avance que ha tenido el concepto turístico de Crystal Lagoons, más la novedad de construir la piscina más grande del mundo y la calidad de las aguas, ha hecho que muchos países se interesen en el producto que ofrece el bioquímico Fischmann. Es así como ya se están realizando proyectos en diversas partes del planeta, como Brasil, Panamá, Perú, Egipto y Jordania.

En Brasil, están asociados con una de las empresas más importantes del país carioca, INPAR, para crear el proyecto Lagoa dos Ingleses, sitiado en Belo Horizonte, a unos 400 kms de la costa.

Si bien, este país se caracteriza por sus playas, el estado de Minas Gerais está ausente de ellas, por esta razón, la idea principal es la de construir en un terreno de 3 mil hectáreas, 3 piscinas monumentales de agua cristalina de 10 hectáreas y 1.5 kms de playa cada una. “Será una nueva ciudad, con más de 50.000 unidades residenciales, comercios, hoteles y hasta universidades”, dijo Eduardo Klein.

Además de este proyecto, están analizando otros en Brasil para zonas costeras con mares correntosos y de oleajes fuertes, nicho que podrían explotar muy pronto.

En Panamá, Crystal Lagoons también se encuentra desarrollando junto con la inmobiliaria norteamericana Lynxs el proyecto Playa Blanca Resort, en la costa pacífica del país.

El complejo tuvo una inversión de US$800 millones y se caracterizará por tener 2 mil departamentos y dos lagunas, una de ellas de 7 hectáreas, la que será la segunda más grande del planeta. También se construyó un hotel 5 estrellas en la primera línea de costa.

Mientras que en Perú, a 100 kilómetros al sur de Lima se encuentra el proyecto de segunda vivienda, Asia de Mar, que requirió una inversión de US$160 millones. El complejo será en sociedad con Inversiones Tenerife e incorporará una laguna artificial de 5,5 hectáreas.

La familia Fischmann tiene proyectos más ambiciosos en Asia y África.

Uno, es el balneario de Sharm El Sheikh en Egipto, que contempla una inversión de US$5500 millones. Este proyecto que está comenzando a construirse, destacará por la creación de 12 lagunas gigantes de agua cristalina. “Esta se convertirá en la piscina más grande del mundo, ya que con 8,8 hectáreas superará a la actual Record Guinness, San Alfonso del Mar”, señaló Klein.


En el país africano, está planeada la edificación de 3 lagunas más, y a fines de año comenzarán las obras de un complejo a 500 kms al sur de El Cairo, el Abu Suma, ubicado en la Bahía de Soma Hurghada. Este tendrá el doble de tamaño que el Sharm El Sheikh y se invertirán cerca de US$12 mil millones en un terreno de 2 mil hectáreas.


Según explica Eduardo Klein, “Este revolucionario complejo turístico contempla la construcción de 18 lagunas cristalinas, las que en total cubren un área de 148 hectáreas. Además contará con 10 hoteles de lujo, 50.000 unidades residenciales, un área comercial, un parque acuático y dos campos de golf”.


El otro proyecto se encuentra en Asia, específicamente en la zona interior de Jordania, a 5 kms del Mar Muerto. La construcción podría iniciarse a fines de este año y finalizaría el 2011.


Respecto a la excesiva salinidad del Mar Muerto, Crystal Lagoons está estudiando diferentes posibilidades para dejar la laguna cristalina, siendo una de ellas, el agua de las napas subterráneas, las que tienen niveles de salinidad mucho más bajos que la que se utiliza para fines terapéuticos.
Futuros complejos turísticos

Es importante tener proyectos innovadores para capear de alguna forma la crisis, y esto es lo que ha hecho Crystal Lagoons para poder seguir construyendo e innovando en nuevas lagunas alrededor del mundo.


Por esta misma razón, la crisis financiera mundial no los ha afectado, teniendo su agenda de planes sin variaciones y revirtiendo en parte los efectos del remezón económico.


Eduardo Klein, explica que gracias a este innovador concepto de lagunas de aguas cristalinas color turquesa, los proyectos inmobiliarios que se habían frenado han conseguido revitalizarse y esto por diferentes razones.


Primero porque las piscinas son 4 veces más baratas de construir y mantener. Segundo, debido a que ocupan 50 hectáreas menos que campos de golf, por lo que sería beneficioso para toda la familia y no sólo para una persona.
Sin duda, un panorama positivo teniendo en cuenta que están en estudio 17 proyectos en Chile y 55 en el extranjero.

Etiquetas relacionadas

gigantes, crystal lagoons, piscinas, gigante, piletas, piscina

Quizá te puedan interesar estos artículos