Abrisud - Cubiertas para piscinas
Ps Pool
BSV
Abrisud
Ps pool BSV

Consejos de BSV para la puesta a punto de su piscina con cloración salina.

Muchas veces nos preguntamos cómo realizar una correcta puesta en marcha de la piscina cuando el sistema de tratamiento de agua es por cloración salina.

  • image

Y qué mejor para saberlo que preguntar a uno de los mayores fabricantes de cloradores salinos del mercado, como es BSV Electronic, y que nos de algunos consejos para la puesta a punto de nuestra piscina, antes de empezar la temporada. 

Para empezar con la puesta en marcha de la piscina, realizaremos una revisión general para comprobar que todo esté en correcto funcionamiento.

Una vez hecha esta revisión general, se puede empezar con el limpiafondos de la piscina que recoge la suciedad que hay en el fondo. El agua de las piscinas recibe polvo, hojas u otros elementos que no siempre se mantienen en la superficie. Éstos, en muchas ocasiones, se adhieren a las paredes y al fondo.

Otro elemento que entrará en juego a la hora de preparar la piscina para el verano es la depuradora, que se encarga de la filtración y la limpieza del fondo.

Es importante recordar que del cuidado que le dé a su piscina, dependerá en buena medida de la salud de la instalación y de los bañistas.

También es importante revisar los valores del agua de la piscina para conocer su estado en todo momento. Es importante revisar los parámetros del agua y como uno de los valores más importantes como puede ser el pH: es importante que el nivel se encuentra entre 7,2 y 7,6.

Deberemos eliminar el cloro residual presente en el agua, que es el causante de las irritaciones en ojos, piel y mucosas. Revisaremos también la dureza del agua que determina la presencia de cal en el agua, que si está presente en exceso mancha las paredes de la piscina y, a la larga, puede obturar las tuberías.

Otro punto importante es comprobar la cantidad de sustancias alcalinas que existen en el agua y para poder empezar a poner a punto nuestro equipo de cloración salina, por una parte tenemos que revisar que la célula este limpia y libre de residuos y que tengamos la proporción correcta de sal en el agua para poder transformar el hipoclorito sodico de una forma natural. El cálculo general suele ser 5kg por m3 aunque algunos cloradores pueden trabajar por debajo de estas cantidades.

En el caso de las piscinas de cloración salina, permite conservar el agua de la piscina durante un mayor periodo de tiempo. La sal se queda en el proceso y se transforma, por lo que se ahorra en la compra de productos químicos. Con sistemas como este no hay riesgo de que el ácido isocianúrico se dispare nos comenta BSPOOL , división de piscina de la marca BSV Electronic.

Mantener una piscina limpia es una tarea que puede resultar muy sencilla siempre y cuando se disponga de la información necesaria para hacerlo bien. 

Más información sobre equipos de electrólisis y su mantenimiento en soluciones del agua en BSV Electronic.