Abrisud - Cubiertas para piscinas
Ps Pool
BSV
Abrisud
Ps pool BSV

¡Al Agua Patos! Campaña Seguridad Infantil en la Piscina por Abrisud

Un año más, Abrisud nos trae su fantástica iniciativa ¡Al Agua Patos!, Campaña Seguridad Infantil en la Piscina, para concienciar a los más pequeños de como disfrutar de la piscina con seguridad...

  • image

Ya está aquí la temporada de baño y el juego "¡Al agua patos!" ayuda a nuestros hijos a aprender las normas básicas de seguridad infantil en la piscina, de un modo ameno y divertido; jugando.

Ideada por Abrisud, líder europeo en cubiertas para piscinas, esta campaña (ya en su novena edición), nos presenta normas de prevención básicas para adultos y
menores, a través de un decálogo y un juego educativo.

De este modo, los más pequeños toman conciencia de lo importante que es la seguridad en un entorno como la piscina, dónde año tras año se producen accidentes y en algunos casos, lamentablemente fallecimientos; más de 80 en España durante los últimos 5 años, sólo en piscinas. Hasta 140 si sumamos los fallecimientos en otros entornos acuáticos (playas, ríos, embalses,etc.)

Dirigido a niños de edades comprendidas entre los 4 y los 10 años, ¡Al agua patos! consta de dos partes, que se pueden imprimir y recortar en casa, en formato DINA4 o DINA3:

  1. Tablero con forma de piscina dónde los niños deberán identificar hasta 70 dibujos diferentes, relacionados con la seguridad en la piscina.
  2. 5 láminas con 70 fichas y 10 cartas, también recortables.

¿En qué consiste el juego? Pues en identificar el mayor número de fichas en el tablero.

Por cada ficha que el niño identifica obtiene un punto, y 5 puntos si localizan alguna de 10 fichas especiales, vinculadas a unas cartas.

Igualmente, por cada uno de los dibujos especiales (enmarcados en un círculo rojo, el niño también sumará 5 puntos y obtiene una carta que explica algunas de las normas a seguir en la piscina para aumentar su seguridad.

Estas 10 cartas con ilustraciones y textos especialmente diseñadas para la comprensión por parte de los niños son las siguientes;

  • Carta 1. Siempre que me bañe tiene que ser acompañado de un adulto.
  • Carta 2. Hasta que nade como un campeón tengo que ponerme un chaleco hinchable o manguitos.
  • Carta 3. Antes de bañarme es importante que me duche y entre despacito en el agua para que no me den escalofríos.
  • Carta 4. Ahora que ya sé tirarme de cabeza tengo que ir a la parte más profunda de la piscina para saltar desde allí.
  • Carta 5. Aunque me encanta correr, no puedo hacerlo cerca de los bordillos y toboganes porque resbalan.
  • Carta 6. Antes de salir de la piscina me tengo que acordar de recoger los juguetes, no sea que otros niños quieran cogerlos y caigan al agua.
  • Carta 7. Si alguno de mis amigos o yo mismo estamos en peligro, tengo que avisar enseguida al adulto o socorrista que esté más cerca.
  • Carta 8. Siempre que esté al sol me tienen que echar crema y ponerme gorra y gafas de sol para protegerme.
  • Carta 9. Cuando salga de la piscina tengo que recordarle a papá o mamá que cierren la valla o la cubierta. Yo soy pequeño y no puedo abrirlas nunca.
  • Carta 10. ¡Qué ganas tengo de nadar como un pez en el agua! Es la mejor forma de pasarlo bien, con seguridad. 

Además, Abrisud también lanza una serie de recomendaciones, dirigidas a los adultos:

  • Supervisión continua. Aunque haya varios niños juntos en la piscina, siempre es recomendable una atención continua. Para ello, Abrisud recomienda establecer turnos de control, entre los adultos presentes en la piscina. Y cuando se trate de niños de menos de 5 años, conviene reaklizar la llamada "supervisión al tacto", el niño siempre al alcance de nuestro brazo, como mínimo.
  • Siempre chalecos y manguitos homologados, con toda la información necesaria para hacer un buen uso de ellos.
  • Cuando se trata de piscinas residenciales, es conveniente recorrer el mismo camino que realizarán los niños cuando se desplacen de la casa a la piscina. Así podremos detectar posibles riesgos. En cualquier caso, los niños no deben acceder solos a la piscina. 
  • Elementos de seguridad que ayuden a evitar accidentes tales como vallas, alarmas o cubiertas, que eviten que los niños puedan acceder a la piscina, en caso de descuido nuestro.
  • Educar al niño. Enseñarle a nadar, que evite las carreras y no jugar
    con los componentes de la piscina, especialmente los drenajes, es fundamental para disminuir riesgos.
  • Emergencias. Hay que estar preparados, y para ello es recomendable disponer de un equipo de rescate básico, que tenga boya o salvavidas de repuesto. También una pértiga y un teléfono, con el que poder llamar a emergencias, son elementos importantes. De hecho no estaría de más el disponer de un cartel junto a la piscina con los teléfonos de Emergencias, Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local e Información Toxicológica.

Y ahora sí, ¡A disfrutar al máximo de la piscina!

Puedes descargarte el juego "¡Al agua patos!" en el blog de Abrisud https://divein.abrisud.es/

Etiquetas relacionadas

campaña, abrisud, seguridad infantil