Abrisud - Cubiertas para piscinas
Ps Pool
BSV

Principales diferencias entre los distintos tipos de ventanas para piscina

Las ventanas subacuáticas para piscina, un elemento cada vez más y más demandado, cuentan con una importante variedad de opciones entre las que elegir, siendo importante conocer sus distintas características.

  • image
  • image

En este artículo, os vamos a dar a conocer las principales alternativas de ventanas subacuáticas para piscinas, que nos podemos encontrar en el mercado, y sus principales diferencias.

En primer lugar, debemos aclarar que en la actualidad son dos los principales materiales utilizados en la realización de ventanas subacuáticas.

Por un lado, el vídrio, el primero en utilizarse para este tipo de producto pero que ante la aparición de la ventanas subacuáticas en acrílico, poco a poco ha ido perdiendo volumen de mercado.

Las ventanas de vidrio se dividen en 3 tipos:

  • Vidrio Flotado. Más habitual en acuarios.
  • Vidrio Templado. Es el tratamiento más convencional. El vidrio es tratado térmicamente, lo que facilita que en caso de rotura, esta sea en pequeños trozos y no en aristas.
  • Vidrio Laminado. Unión de varias capas de vidrio flotado mediante butiral de polivinilo, dotándolo de mayor resistencia.

Por otro lado, las ventanas de acrílico, resina obtenida de la polimeración de metacrilato de metilo. El acrílico destaca por su resistencia a la intemperie y a gran número de sustancias corrosivas. Es totalmente incoloro (tengamos en cuenta que el vidrio suele tener un color ligeramente verdoso) y además tiene una gran resistencia ante el envejecimiento, por lo que su aspecto se deteriora menos que con otros materiales, a lo largo del tiempo.

En cuanto a las diferencias principales entre el vidrio y el acrílico, éstas son algunas de las más relevantes:

  • El acrílico es un 63% más ligero que el vidrio (densidad por debajo del 50%), por lo que resulta muy recomendable en múltiples situaciones en las que el peso del material cobran especial importancia.
  • Resulta casi 25 veces más duro que el vídrio o cristal normal y su resistencia a los impactos es 15 veces mayor, lo que lo dota de mayor seguridad que el vidrio.
  • Como comentabamos antes, el acrílico es más transparente ya que el vidrio siempre tiene un tono más verdoso.
  • El acrílico resulta fácil de pulir si se raya y es químicamente resistente. Algo mucho más complicado en el caso del vídrio.
  • El acrílico nos permite la fabricación de estructuras con paneles encolados, termo-formados y curvados incluso de gran tamaño. Además, retiene más el calor que el vídrio.

Dadas estas diferencias, sí que podríamos decir que en relación a su uso en ventanas subacuáticas, el acrílico, por lo general, resulta más recomendable que el vidrio.

Dentro del acrílico, nos podemos encontrar con múltiples marcas, entre las cuales, posiblemente Plexiglas® sea la más conocida.

Plexiglas® cuenta con 2 tipos diferentes de acrílico:

  • Plexiglas® XT. Hecho de gránulos y mezclado mediante extrusión con rodillos rotativos. A la masa de acrílico fundido resultante se le da la forma deseada en la inyección mediante el uso de boquillas.
  • Plexiglas® GS. Acrílico en planchas, a las que se le da forma mediante el vertido de la materia prima líquida en un molde. Superficie de alta calidad, lisa y brillante. El GS es el acrílico habitualmente utilizado en su aplicación para piscinas y acuarios. Se trata de un acrílico de calidad especial, al que se le han realizado pruebas especiales y ha sido desarrollado específicamente para su uso subacuático, contando con todos los certificados que lo acreditan.

Un aspecto fundamental a tener en cuenta en la fabricación de ventanas subacuáticas en acrílico, y que generalemente resulta básico en la resistencia y durabilidad de la ventana, es el tiempo de secado o enfriamiento.

En el mercado nos podemos encontrar con casos en los que algunos fabicantes nos ofrecen este tipo de producto con una entrega rápida, incluso menor a las 4 semanas.

Este dato resulta muy importante ya que la mayoría de las veces, las ventanas son fabricadas a medida en base a las características de cada proyecto, y está demostrado que el enfriamiento de una ventana de acrílico de hasta 110 mm de grosor, debe ser como mínimo de 8 semanas (Si es más de 110 mm, llegaremos hasta las 12 semanas de enfriamiento).

De hecho, estas prisas en su fabricación, afectarán directamente en su aspecto y resistencia futura, apareciendo, a los pocos años, imperfecciones e incluso grietas en la superficie del material, en muchos casos en los puntos de apoyo de la ventana, con los posibles problemas que ello puede conllevar de fugas, roturas y demás.

(Imagen de una ventana deteriorada debido a su corto enfriamiento en el proceso de fabricación).

En definitiva, si nos ofrecen una alternativa de ventana subacuática en acrílico para nuestro proyecto, con un plazo de entrega inferior a las 8 semanas....Malo, analicemos bien lo que queremos y lo que nos están ofreciendo.

Por otro lado, un aspecto positivo del Plexiglas® es también su capacidad anti-amarilleo, lo que evita los cambios habituales de otros plásticos frente a la acción del sol (color amarillento, menos brillo y transparencia...)

Imágenes: Underwater Windows (Distibuido por PS Pool Equipment en el mercado español)

Etiquetas relacionadas

ventanas subacuaticas, piscina, plexiglas, piscinas

Quizá te puedan interesar estos artículos