Abrisud - Cubiertas para piscinas
Ps Pool
BSV

Algunos consejos para mantener nuestra piscina en invierno

El invierno ha llegado y es el momento de prestar especial atención a nuestra piscina aunque no la estemos utilizando.

  • image

Decimos esto, ya que lo normal es que nos olvidemos de la piscina hasta el verano siguiente, y esto en muchos de los casos, nos puede llegar a crear desde problemas de limpieza, hasta desperfectos en la piscina. 

Lo normal es proteger nuestra piscina en invierno de la suciedad, las hojas y cualquier cosa que pueda caer en su interior, protegiéndola con una cubierta de invierno, y de esta manera evitaremos acumular suciedad que podría quedarse incrustada hasta el verano siguiente.

También resulta interesante, el hacer una limpieza de la piscina, al menos una vez cada quince días, y si tuviéramos un robot limpiafondos, mucho mejor, ya que lo podemos dejar programado,  y a las dos horas nuestra piscina estará como nueva.

La filtradora, lo recomendable es que se ponga en funcionamiento todo los días, al menos media hora o una hora. De este modo, evitamos que el agua de la piscina se congele y que las tuberías sufran mucho menos.

Además, movemos el agua produciendo una mejora considerable en su calidad, y nos resultará más fácil el poner en marcha la piscina para la siguiente temporada. También evitamos que proliferen las algas y hongos, y les sea más difícil adherirse a las paredes de la piscina.

Otra manera de evitar las algas, es utilizar pastillas de triple acción que se pueden colocar en boyas flotantes que habrá que cambiar cada quince días, aprovechando el cambio de pastillas visualizaremos los filtros exteriores de los skimers, para ver que no hay nada obstruyendo el paso del agua.

Hay personas que recurren al uso de invernadores. Es muy importante que antes de utilizarlos y comprarlos,  nos asesore un profesional para que nos diga que tipo necesitamos utilizar, ya que cada piscina tiene un tratamiento diferente durante el verano y en consecuencia necesitaremos un invernador compatible con el tratamiento del agua.

Lo más importante es intentar llegar al inicio de la temporada de baño  con la mejor calidad de agua posible, ya que esto, nos proporcionará una recuperación más rápida de la misma, y un desgaste y consumo menor, consiguiendo que la piscina nos dure mucho más tiempo en buen estado, y así poder evitar posibles arreglos futuros.

Ya veréis lo fácil que resulta y lo cómodo que es, cuando pongáis en marcha la piscina, al comenzar la temporada. Suerte!!!

Quizá te puedan interesar estos artículos