Abrisud - Cubiertas para piscinas
Ps Pool
BSV

10 Consejos para comprar una piscina desmontable

Poolaria nos presenta su decálogo de consejos y recomendaciones a tener en cuenta en el momento de adquirir una piscina desmontable.

  • image
  • image
  • image

Antes de comprar una piscina desmontable, es conveniente considerar aspectos importantes para que la compra se ajuste a nuestras necesidades.

La tienda de piscinas online líder en España Poolaria.com nos detalla a continuación los 10 puntos más relevantes según la experiencia adquirida con sus clientes:

1. Elección del material / estructura. Si queremos una piscina que se pueda desmontar y guardar al finalizar el verano, optaremos por una piscina hinchable o tubular (estructura de plástico flexible). Si, por el contrario, nuestra intención es mantener la piscina en una ubicación, la opción más recomendable son las piscinas de estructura rígida, con paneles de chapa de acero.

2. Ubicación y terreno. El terreno donde instalar la piscina deberá ser firme, resistente, nivelado y liso. Escogeremos una zona soleada cerca de una toma eléctrica (conexión a la depuradora), de una toma de agua (llenado) y desagüe (vaciado), donde no pasen conexiones subterráneas (agua, gas, electricidad,...) y no exista riesgo de inundación en caso de lluvias.

3. Sistema de filtración del agua. ¿Depuradoras de arena o filtros de cartucho? Las depuradoras de arena ofrecen mejor rendimiento filtrando las impurezas del agua, y requieren un menor mantenimiento. Además nos permitirán conectar un limpiafondos de aspiración gracias a la potencia adicional del motor con el que trabajan.

4. Servicio técnico y recambios. Es importante que el fabricante de la piscina disponga de un servicio técnico eficiente con capacidad de respuesta y disponibilidad de recambios, factores que nos van a permitir disfrutar de nuestra piscina durante mucho más tiempo. Marcas como Gre (especialista en piscinas de chapa de acero) o Intex (especialista en piscinas hinchables y tubulares) son, en este sentido, una garantía.

5. Mantenimiento del agua. Optaremos por tratar el agua con pastillas de cloro (apto para liner) utilizando un dosificador flotante, o bien con la instalación de un clorador salino. Esta segunda opción es más costosa de entrada, pero es mucho más segura (evita la manipulación de productos químicos), cómoda (sistema totalmente automático) y saludable (no irrita la piel ni los ojos).

6. Enterrar la piscina. Si queremos enterrar la piscina, hay que tener en cuenta que los fabricantes no se harán responsables de los daños originados por un montaje defectuoso, por lo que es recomendable acudir a un profesional. También tendremos que pedir un permiso de obra.

7. Presupuesto. Los precios de las piscinas desmontables varían sobretodo en función de las dimensiones, material, tipo de filtración y accesorios. Si tenemos un presupuesto limitado, puede resultar interesante invertir en tamaño y material, ya que tanto el filtro como los accesorios siempre los podremos reemplazar y mejorar en un futuro.

8. Invierno. Una vez finalizada la temporada de baño, es recomendable dejar la piscina llena de agua, con producto químico especial para el invierno, tapada con un cobertor para piscinas y conectando la depuradora entre 1 y 2 horas al día.

9. Limpiafondos para piscinas desmontables. Si la piscina dispone de motor con potencia suficiente, podremos optar por un limpiafondos de aspiración (manual o automático). También podremos adquirir un limpiafondos eléctrico compatible con piscinas desmontables, que nos ofrecerá un mejor rendimiento (independiente del sistema de filtración).

10. Comprar online o en tienda física. Hoy en día la compra online de piscinas desmontables ofrece numerosas ventajas en relación a hacerlo en una tienda o en una gran superficie, sin tener que renunciar a nada: mejores precios, variedad de oferta, transporte a domicilio, asesoramiento especializado, etc.