Abrisud - Cubiertas para piscinas
Ps Pool
BSV

Las bases de datos en el mundo de la piscina

El mundo de la piscina cada vez es más consciente de la importancia de una correcta gestión de sus bases de datos de clientes

  • image

Un importante número de empresas y profesionales de las piscinas han funcionado pensando que sus clientes son clientes puntuales que se hacían una piscina y que difícilmente iban a recurrir de nuevo a sus servicios.

Este ha sido un error bastante generalizado, sobre todo en épocas de bonanza, en las que los clientes parecían caer solos.

Esta época de crisis en la que lógicamente, la economía familiar sufre, ha puesto a muchas empresas ante la texitura de como seguir subsistiendo, viendo que el número de piscinas nuevas que se construyen, se va reduciendo año a año.

He aquí dónde la correcta gestión de las bases de datos de las empresas, está resultando vital a la hora de seguir subsistiendo e incluso mejorar los ratios de trabajo y beneficio de muchos de ellos.

Los profesionales del sector se han dado cuenta que ante la reducción de la construcción de piscinas, por contra se está produciendo un crecimiento en el número de rehalitaciones de piscinas ya existentes con problemas de funcionamiento o simplemente estéticos.

Igualmente, existe la tendencia de que actualmente el usuario o propietario de piscina se plantea un mayor equipamiento de la misma, ya sea para un mayor disfrute, un menor mantenimiento, menores consumos, mayor calidad del agua, más seguridad en la piscina, para alargar la temporada de baño, etc.

Este punto nos plantea una gran oportunidad de poder ofrecer a nuestros clientes múltiples alternativas adaptadas a sus necesidades.

Si en su momento, nos hemos preocupado de dar el mejor servicio, dejar satisfecho a nuestro cliente, y sabemos analizar bien las necesidades que se le pueden ir presentando con su piscina en el futuro, tendremos mucho ganado a la hora de poder ofrecerle alternativas que puedan mejorar aún más su experiencia con su piscina. Siempre siendo honestos y sabiendo escuchar que es lo que el cliente realmente necesita.

Si por el contrario, tratamos a nuestros clientes como simples números que han ido dejando dinero en caja, sin pararnos a pensar que era lo mejor para ellos y como podríamos mejorar su piscina y su experiencia con el paso de los años, sinceramente, lo tendremos bastante crudo.

Las bases de datos no deben ser solo son un listado infinito de datos personales (nombre, dirección, teléfono, correo, etc) sino que en este caso, debemos tomar nota de los gustos de nuestros clientes, de que tipo de piscina tienen y con qué equipamiento, qué opciones pudieron valorar inicialmente pero por una razón u otra, desecharon temporalmente...

Todo ello, bien utilizado, resulta fundamental a la hora de tener éxito, y no sólo por el hecho de seguir facturando, sino sobre todo por conseguir tener clientes contentos y fidelizados que no dudarán recurrir a nosotros en el futuro, cuando necesiten cualquier cosa relacionada con su piscina.

Quizá te puedan interesar estos artículos