Abrisud - Cubiertas para piscinas
Ps Pool
BSV

Historia de las Piscinas Olímpicas

Actualmente todos conocemos las piscinas olímpicas, a través de grandes acontecimientos como pueden ser unas olimpiadas o un campeonato del mundo.

  • image
A pesar de todo, la historia de las piscinas olímpicas es una gran desconocida, debido a que en un principio, no estaba al alcance de cualquier país el disponer de unas infraestructuras lo suficientemente buenas y bien construidas.

La piscina olímpica nace en Gran Bretaña a finales del siglo XVIII y la primera institución que organizó competiciones en ella fue la Nacional Swimming Society, fundada en Londres en 1837.

Las primeras piscinas eran por decirlo de algún modo, un embrión de las piscinas olímpicas actuales, ya que la disposición de todos sus elementos, es totalmente diferente; desde los carriles de natación hasta las plataformas en las que se impulsan actualmente los nadadores.

En 1869 se crea la Metropolitan Swimming Clubs Association,  que luego se convirtió en los que hoy conocemos como la Amateur Swimming Association.

Las piscinas que se realizaban allá por el siglo XIX, tenían todavía muchos problemas de construcción debido a que era muy difícil lograr estructuras capaces de soportar dimensiones tan grandes, con grandes cantidades de agua y las consiguientes presiones.

Al principio tenían como mayor dificultad, las partes fijas, siendo las paredes y los suelos los que más problemas daban. Además, las partes de la estructura y las impermeabilizaciones se separaban, por lo que en poco tiempo fallaban o directamente se dejaban de usar.

En los primeros años del siglo XX se produce un auge de piscinas olímpicas en países como Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. Este auge tuvo un gran beneficio a nivel constructivo, ya que empresas del ramo empezaron a interesarse por este tipo de construcción derivando en grandes mejoras y profesionalización.

En los juegos olímpicos de 1912 de Estocolmo, se realizó la primera piscina olímpica de calidad. A partir de este momento lo que había sido un momento de recreo, se convirtió en un deporte olímpico y practicado por millones de personas siendo uno de los deportes más completos que existen.

Actualmente en Europa tenemos grandes instalaciones de estas características de primer nivel,  y muchas delas piscinas utilizadas para estos eventos,  han sido construidas por empresas españolas, debido a su implicación en el medio acuático y nuestros sistemas punteros de fabricación, tanto de construcción, como de equipamiento y mantenimiento de la piscina.